Get Adobe Flash player

¿Qué es el CONASA?

Es un órgano asesor de la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), en materia zoosanitaria, para la identificación, planeación, programación, operación, seguimiento, control y evaluación de los programas de sanidad y producción animal en el territorio nacional. Es un foro donde convergen los diferentes sectores involucrados en la salud y producción animal, de tal manera que las propuestas y recomendaciones que genera se derivan del análisis de problemas y oportunidades discutidos desde diferentes puntos de vista.

hr01

Antecedentes

El Dr. Everardo González Padilla, hace una breve descripción de cómo surge el CONASA, y lo detalla en la presentación que realizó el pasado 7 de abril, con motivo del homenaje al Dr. Gustavo Reta Pettersson, de quien surgió la idea original de la creación del Consejo:

“….Solamente una figura como la del Dr. Reta, quien tenía el respeto y reconocimiento de las autoridades estadounidenses y canadienses, por su experiencia y conocimientos y, además, en esta etapa de su vida y de su carrera, la serenidad y el sentido de la oportunidad para actuar, pudo sacar adelante proyectos que ponían a México en mejor posición para la gestión de aspectos transfronterizos de ganadería. Así se gestó el establecimiento de las estaciones cuarentenarias faltantes en el lado norteamericano para la importación de animales vivos; la creación y organización de Consejo Técnico Consultivo Nacional de Sanidad Animal y el reconocimiento oficial, por parte de las autoridades agropecuarias de Estados Unidos y Canadá, del programa mexicano de acreditación de médicos veterinarios zootecnistas privados, para participar en actividades oficiales de sanidad animal.

Con relación a la creación y organización del CONASA, consideró que sus motivaciones provinieron de dos diferentes aspectos; por un lado, como lo consigna en sus memorias, él estaba preocupado por que el proceso de reducción del gasto público y el adelgazamiento del gobierno federal, habían llevado a la Dirección General de Sanidad Animal a la reducción drástica de su capacidad operativa anterior pero la más preocupante era que la salida de la mayoría de los especialistas con que contaba, implicaba una menguada capacidad para el análisis técnico de los asuntos a cargo de la dependencia y se ponían en peligro la pertinencia y calidad de muchas de sus decisiones. Por otro lado, en las negociaciones bilaterales con EEUU y Canadá, la SARH siempre tenia la desventaja de que dado el modelo centralista de gobierno en nuestro país, correspondía casi exclusivamente a la SARH el definir las acciones internas en materia de sanidad animal y aceptar o rechazar las que nos imponían los otros países; ello sin mediar decisiones independientes de los estados del país o la necesidad de someter las propuestas a la consulta formal con otras instancias. Al contrario, las contrapartes siempre podían esgrimir la falta de consensos con los representantes de los estados o provincias con autonomía, o las opiniones y presión que ejercían organismos formales de consulta como la Asociación Americana para la Sanidad Animal.

Fue precisamente en dos de las reuniones trinacionales, a las que tuve oportunidad de asistir acompañando al Dr. Reta, donde él comenzó a externar a la delegación mexicana la importancia de poder contar con un organismo plural de consulta, que fuera oficializado y que apoyara o moderara las decisiones del gobierno, con opiniones de calidad, y permitiera anteponer ante terceros países ese elemento de presión. Fue en la reunión trinacional que se celebró la escuela de veterinaria en Prince Edward Island, en Canadá, donde el Dr. Reta externó y puso a opinión de algunos miembros de la delegación de México, entre los que recuerdo estaba Juan Gay, un bosquejo de cómo podría establecerse ese consejo. Al regreso a México, y luego de acordarlo con el Lic. Ernesto Enríquez Rubio, fuimos convocados a algunas reuniones en las instalaciones de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UNAM para ir definiendo la estructura y operación iniciales del CONASA, institución que luego fue tomada como modelo para integrar la correspondiente para el sector agrícola.

La visión y el balance que la dirección de Gustavo Reta dio al CONASA han sido clave para que subsista hasta la fecha y haya podido perdurar después de dos cambios de la administración pública federal. Hoy, a 14 años de distancia, están vinculados a CONASA más de 400 profesionales que participan con su opinión y recomendaciones técnicas en apoyo a salvaguardar y mejorar la salud animal en México con base en las medidas oficiales.”

Así, en septiembre de 1991, con el fin de atender la significativa necesidad de contar con un organismo, a nivel nacional, de consulta y asesoría en salud animal, donde todos los sectores involucrados pudieran participar opinando en materia zoosanitaria, se creó el Consejo Técnico Consultivo Nacional de Sanidad Animal.

La esencia del Consejo como guía en cuestiones sanitarias, es promover el acercamiento y fortalecimiento de las relaciones de trabajo entre la industria, la academia, las organizaciones de productores, las organizaciones de especialistas y el sector Oficial.

Por acuerdo interinstitucional UNAM-SARH, desde 1991 la sede del CONASA quedó instalada en la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UNAM (Convenio firmado el 15 de marzo de 1995).









Contáctanos

T. (55) 5616-5297

T. (55) 5616-1495

T. (55) 5616-3407

Síguenos